¡La transformación del islote multicolor es una realidad!